Nuestros sitios
Compartir

Opinión

Difícil de creer: Shopping de cuarentena

Por: Sergio Sepulveda 08 Jul 2020
Esta pandemia, nos ha dado otras lecciones, clases particulares, donde la muerte ha sido la maestra
Difícil de creer: Shopping de cuarentena

?Que? compraron los habitantes de este pai?s durante el confinamiento? Desde videojuegos hasta polvo para hornear.

Siempre escuchamos que la vida nos da lecciones cada di?a, a veces aprendemos de ellas y muchas ocasiones no lo hacemos y terminamos por reprobar de nuevo alguna materia cotidiana.

Esta pandemia, nos ha dado otras lecciones, clases particulares, donde la muerte ha sido la maestra, una profesora de las perras. Yo que tengo alma y costumbres de nerd, he puesto atencio?n y trato de aprender porque en este curso la peor calificacio?n puede ser morir.

Me cuido hasta donde es posible, convencido de que la ignorancia, inmadurez o indiferencia son peores enemigos que el mismo virus. Porque este bicho no te elige, este coronavirus lo transportamos todos, le damos un ride a personas y lugares.

Entre las lecciones de este diplomado llamado COVID-19, resalto una: “No se trata de acumular sino de compartir”

De acuerdo con los recursos de cada quien, la alerta nos llevo? a un shopping de cuarentena. Compramos despensa, arti?culos necesarios y otros solo por si las moscas. Las primeras semanas alrededor del 80 por ciento de los mexicanos hicimos de nuestra vivienda un bu?nker, muchos obligados por el cierre de empresas y negocios. Sin duda, es un gran privilegio tener lo necesario para aguantar sin trabajar, aunque tarde o temprano todo se agota, incluida la paciencia.

Los primeros di?as de encierro la nostalgia me invadio? porque mi familia se aparto? en otro domicilio; asi?, los pude proteger. No obstante, me quede? solo con mi gran despensa, con mi casa solo para mi?. ?Ingenuo yo! La vida esta? hecha para compartirse y la despensa tambie?n, y lo superfluo tambie?n.

El sensual coronavirus y nuestra oportunidad de revivir la llama?

?De que? sirve tener sin compartir? A mi? no me sabe igual. Ni la mesa, ni la cama, ni la sopa, ni el vino, ni siquiera el polvo iluminado por el sol que se mete por la ventana para hacerte compan?i?a. Insisto, he aprendido que no se trata de acumular sino de compartir. Claro que esta es mi opinio?n y respeto a quienes lo que ma?s extran?an es gastar, acumular para sentirse acompan?ados aunque sea por objetos inanimados.

Algunas de las cosas ma?s curiosas que se han vendido en esta cuarentena a trave?s de Internet son camisetas con alguna frase o dibujo ilustrando al pinche COVID, mun?ecos de estambre o pla?stico del subsecretario Lo?pez-Gatell y hasta amuletos inspirados en las estampitas que cuidan al presidente AMLO. Entre lo ma?s vendido en Me?xico, usando plataformas digitales, en primer lugar esta? la comida a domicilio; en segundo, la ropa; en tercero, la despensa; en cuarto, los arti?culos de limpieza para el hogar y en quinto, arti?culos electro?nicos.

En Espan?a sobresalio? la venta de videojuegos, los dispositivos para tener acceso a peli?culas y series de TV, los pegamentos en barra y las cuerdas para saltar. En Estados Unidos, lo ma?s vendido ha sido los ingredientes necesarios para cocinar incluyendo el polvo para hornear y, por supuesto, el papel higie?nico.

?Cua?ndo iba a imaginar Joseph Gayetti, el inventor del papel higie?nico, que su creacio?n alcanzari?a ventas tan altas 163 an?os despue?s de haberlo lanzado al mercado?

Gayetti saco? a la venta paquetes de 500 hojas sueltas y humectadas para el trato delicado de las zonas involucradas. En cada hoja estaba impreso su nombre como un sello de autenticidad. Diez an?os despue?s, los hermanos Edward y Clarence Scott revolucionaron el mercado al hacer el papel de ban?o en rollo y pocos meses ma?s tarde el empresario Seth Wheeler aporto? la perforacio?n entre cada hoja para desprenderlas mejor. Para 1942 una empresa lanzo? el primer papel higie?nico con hojas dobles, por aquello de evitar que se rompieran muy fa?cil.

Sin contar las ventas que esta pandemia ha producido para las compan?i?as fabricantes de papel de ban?o, se calcula que cada uno de nosotros consumimos 27 rollos de papel cada an?o, lo cual genera un tremendo gasto a nivel mundial en este arti?culo superando los 30 mil millones de do?lares anuales.

Las compras de pa?nico de papel higie?nico que se generaron al inicio de la pandemia respondieron a un si?ndrome llamado FOMO (fear of missing out o miedo a perderse algo), ese temor impulso? a la gente a comprar lo que los otros compraban, sin pensar en sus necesidades reales. Tomo este ejemplo para resaltar que la mayori?a de las veces actuamos asi?, compramos no tanto lo que cubre nuestras necesidades sino lo que nos hace sentir que pertenecemos a un grupo.

Acumu?lanos por acumular y compartimos muy poco lo ma?s valioso, el tiempo. Ojala? hayamos aprendido algo. Difi?cil de creer.

 

 

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUí nuestro ESPECIAL DE SEXO. ?Descárgalo GRATIS!
?QUé TEMA TE INTERESA?
精品国产三级在线播放,青青视频精品观看视频,国产亚洲精品俞拍视频