Nuestros sitios
Compartir

Guía Playboy

Playboy Nómada: Zipo al desnudo

Por: Redacción Playboy 03 Sep 2020
Nunca había visto a tantos hombres desnudos, la mayoría pasaban de los 40 a?os e incluso había varios de la […]
Playboy Nómada: Zipo al desnudo

Nunca había visto a tantos hombres desnudos, la mayoría pasaban de los 40 a?os e incluso había varios de la tercera edad. También había mujeres, aunque eran minoría, al menos esa fue mi primera impresión en el lobby del hotel, donde los huéspedes iban y venían de la alberca a la playa, mientras yo seguía esperando mi llave. Y aun cuando la obtuve tenía pudor, así que sólo pude optar por usar bikini.

“Sí, el festival 2020 ya lo tengo lleno”, indicó Jair a uno de los visitantes al mismo tiempo que atendía a alguien que perdió algo, y extendía una toalla de playa a otro más. Pese a contar con reservación, mi recepción en el Hotel Nude, el primero de los cinco hoteles que actualmente permiten la práctica nudista en sus instalaciones, fue complicada. No sólo porque la 4a edición del Festival Nudista de Zipolite iniciaba en unas horas, sino porque sus organizadores supieron posicionarlo en el “puente” que conmemora el Día de la Constitución Mexicana, el 5 de febrero.

El primer Festival Nudista de Zipolite fue en 2016 y logró que el Municipio de San Pedro Pochutla declarara la zona como “Playa Nudista Opcional”, lo que la convirtió en la primera playa nacional con este reconocimiento oficial y respaldado por las autoridades para la práctica nudista; la Federación Nudista de México es el único ente que cuenta con la copia certificada de la declaratoria. Sin embargo, esta cuarta edición fue la primera vez que contó con apoyo gubernamental, el cual se hizo visible en el cierre del evento con la presencia en concierto de Lila Downs.

La Calenda

Una calenda es la forma tradicional que marca el inicio de una celebración en Oaxaca, y consiste en recorrer el poblado con música de viento o banda, junto a los mayordomos de la fiesta. En el caso del Festival Nudista de Zipolite al frente iban mujeres vestidas con trajes típicos: Saymi Pineda Velasco, Presidenta Municipal de San Pedro Pochutla; Jair Flores, Presidente de Prestadores de Servicios; todos los integrantes de la Federación Nudista de México y los monos de calenda, unos títeres gigantes muy divertidos. Una celebración sin precedentes, pues fue la primera vez que se permitió que el nudismo se practicara fuera de la playa, por lo que había gente vestida y desvestida por igual, reímos mucho y en algún momento brindamos con caballitos de mezcal…

Culminamos nuestro desfile en el escenario principal, donde se dio por inaugurada la 4a edición del Festival Nudista de Zipolite. Hubo bailables típicos realizados por integrantes de la misma comunidad y también venta de antojitos de la región, una fiesta familiar frente a la playa en la que también había mascotas.? Algunos decidieron perseguir la fiesta y otros más regresamos a nuestro hotel para continuar con el programa de actividades: la primera del siguiente día, temprano, era “yoga nudista en la playa”.

En el punto de reunión, que se ubicaba a un lado del Hotel Nude, también había quienes te hacían body paint, una práctica que ha sido constante anualmente y que este a?o se consideró en la Foto Oficial en la Playa del Amor. Mientras que, como parte de las nuevas actividades en el programa, hubo una Carrera Espartana con obstáculos a lo largo de toda la playa, y una Noche de Talentos donde los participantes individuales o en equipos pudieron demostrar sus dotes artísticas.

 

También por primera ocasión sucedió una rodada nudista, siendo esta la segunda actividad pública que permitió sacar al nudismo de la playa. Pedaleamos, yo en poca ropa, y el resto totalmente desnudos… pasamos enfrente de una iglesia en plena misa, y pensé que por ser un poblado seríamos reprendidos, pero a nadie le importó, al menos no para mal, la gente salía de sus casas, e igual tomaban fotos o nos mandaban saludos, los ni?os se reían mucho, estaban sorprendidos. Nunca percibí miradas lascivas, al contrario, creo que sentían dicha. Hubo quienes decoraron sus locales comerciales. Muchos más, como la masajista que me hizo un detox, lo concebían como algo “normal”.

La expectativa del festival era contar con 4 mil invitados, y al último no supieron dar cuenta, los taxis colectivos pudieron brindar servicios privados, y la fiesta logró beneficiar a comunidades cercanas, como Mazunte y San Agustinillo. Recuerdo que rumbo al aeropuerto de Huatulco una iguana cortó nuestro camino. Fui yo quien pidió al taxista que frenara, él lo tomó con humor y me dijo “pues apenitas y para los tamales”. No comprendí en primera instancia. “Sí, acá la iguanita se come en los tamales, apenas para ello, ahora para las fiestas patronales”. Y previo a regresar me enteré que las fiestas de San Pedro Pochutla en la Costa de Oaxaca se conmemoraban del 2 al 9 de febrero.

De ideas y ropa

De acuerdo con Héctor Martínez, Presidente de la Federación Nudista de México, para solicitar que un destino obtenga la declaratoria se puede hacer una solicitud estatal o municipal presentando una iniciativa al Congreso del Estado para que sea discutida. Aunado a ello, dicha agrupación está trabajando en un proyecto de nuevas comunidades nudistas, puesto que sólo en Ciudad de México y en Guadalajara hay comunidad para ello, mientras que en el resto de la república hay gente interesada pero sin ninguna sede para practicar el nudismo.

Héctor, quien estaba totalmente desnudo y no cuestionó mi traje de ba?o, se maneja con el lema de “desnudando prejuicios, una prenda a la vez”, y me platicó que lo que están haciendo es un reto, porque lo único que quieren es demostrar que el cuerpo humano es normal, sin imágenes hipersexualizadas, sino representar al cuerpo en un contexto natural, sin cumplir con estándares de belleza, simplemente hacer actividades cotidianas sin ropa y en un entorno de convivencia de total respeto.

Sin embargo, en la playa yo no lo viví así. En el mar un chico se acercó a mí para cuestionar mi uso de traje de ba?o y afirmar que yo me avergonzaba de mi cuerpo, cuando respondí que no, insistió con un “sí, a mí también me daba pena”, me alejé. Acto seguido una chica procedente de Puebla, cuestionó mi bikini, a lo que respondí que aún no me sentía lista para practicar el nudismo, posteriormente me preguntó el por qué viajaba sola y emitió juicios morales. Y en dos ocasiones más, también fui enjuiciada por atreverme a viajar así. Aprendí que la gente no sabe estar consigo misma, y que no puede quitarse los prejuicios, pero sí la ropa…

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUí nuestro ESPECIAL DE SEXO. ?Descárgalo GRATIS!
?QUé TEMA TE INTERESA?
精品国产三级在线播放,青青视频精品观看视频,国产亚洲精品俞拍视频