Nuestros sitios
Compartir

Entretenimiento

HELMUT NEWTON: El fotógrafo del sexo

Por: Luciana Cacciaguerra Reni, pintora 04 Sep 2020
Helmut Newton, australiano de origen alemán, es considerado como uno de los mejores y más influyentes fotógrafos de la historia.
HELMUT NEWTON: El fotógrafo del sexo

La fotografía es una forma de comunicación no verbal, de hecho, una buena foto no necesita palabras ni textos adicionales porque es capaz de transmitirnos un concepto, un significado, un propósito, inclusive una alusión, que es algo sugerido y no explícito.

La llamada fotografía artística siempre ha sido un campo muy amplio, se podría decir ilimitado hasta más que la pintura misma porque puede recrear imágenes mucho más nítidas y casi palpables que satisfacen los sentidos de quien la observa.

Está claro que el ser humano no está hecho solamente de pensamientos inocentes cuando se trata de complacer sus sentidos, la parte oscura, misteriosa y lujuriosa del hombre es elemento intrínseco de la naturaleza humana, de allí que hayan nacido muchas formas de deleitarse.

Desde que empezó la aventura de la fotografía muchos han sido los que se han lucido en este bien llamado arte; uno de los más destacados entre otros fue Helmut Newton australiano de origen alemán y que se considera como uno de los mejores y más influyentes en este campo.

Hijo de judíos bien acomodados, Newton empezó a sentir un profundo interés por la fotografía cuando tenía solo 12 a?os y después de ahorrar compró su primera cámara con la que hizo fotos en el metro de Berlín. Cuatro a?os después comienza su aprendizaje con Else Ernestine Neulander-Simon, apodada Yva, una fotógrafa alemana y judía entre las primeras en reconocer el potencial publicitario de la fotografía y por sus excelentes e innovadores trabajos de superexposición múltiple de las imágenes.

La influencia de Yva sobre el trabajo de Newton fue fundamental ya que, con ella aprende a dominar perfectamente el retrato, los desnudos en blanco y negro y sobre todo aprende a capturar la sensualidad en sus imágenes en una época, los a?os 20-30, en los que mostrar una pierna era todavía tabú y podía producir una reacción sexual mucho más fuerte que un desnudo hoy en día.

Por la persecución nazi se aleja de Alemania y viaja hacia Singapur contratado por un periódico en el que se mantiene trabajando solo pocos meses, para luego decidir irse a Australia. Aquí desafortunadamente debido a su nacionalidad es encerrado en un campo de internamiento para luego pasar al ejercito australiano. Posteriormente cambia su apellido a Newton y se casa con la actriz June Brunell, más conocida como la fotógrafa Alice Springs.

Monta su estudio fotográfico en Melbourne y empieza a crearse cierta fama hasta que una revista tan notoria como Vogue lo contrata y empieza su ascenso. Pero su naturaleza inquieta y gitana hace que Newton rechace un contrato con British Vogue con el que se establecería en Londres por un a?o y vuela a París.

En este contexto trabaja para revistas francesas y alemanas donde se establecerá dos a?os más tarde y donde finalmente descubrirá su estilo y dirección basada en el sexo cargado de perversión.

Supo cómo romper continuamente las reglas y provocar a todo el que quisiera evitar ver más allá de lo socialmente o moralmente correcto. Su técnica era depurada y sofisticada, se enfocaba en que sus imágenes mantuvieran siempre cierta elegancia, pureza, preferentemente en blanco y negro, sin retoques, utilizando la luz natural de las calles o interiores más que en estudio y concentrándose en el gusto por retratar lo que tenía al frente.

Pese a que se le acusó de hacer pornografía barata siguió trabajando en la sensualidad y sexualidad de la figura femenina, prefiriendo algunas partes del cuerpo más que otros, como las piernas al igual que su maestra Yva y los tacones de aguja.

Con el nace el término “porno chic” para revestir la sexualidad con una envoltura de sofisticación y glamour y liberarla de ese concepto despectivo que hasta ese momento lo había definido. Intentó liberar a la mujer de esa etiqueta de puritanismo obligado y decencia estereotipada con la que se exigía que reprimiese su forma de vivir quitándole la posibilidad de expresarse como ser humano; ama de su propio cuerpo y pensamiento.

Como compensación a todo su maravilloso trabajo creativo y fotográfico se editó un libro titulado SUMO y considerado por los conocedores como la Biblia de la fotografía; después de un detallado y preciso análisis entre la editora y Newton se creó un libro gigantesco completo de 464 imágenes hechas entre 1920 hasta 1999, de 50 x 70 cm de dimensión y cuyo peso era de 35 kilos y por ello se llamó así dado que se quiso relacionar su peso con el grande peso de los jugadores del deporte japonés.

Contiene una galería de fotos que son el sue?o de cualquier profesional o apasionado de la fotografía, desde la moda y glamour hasta fotos de personajes famosos del mundo de la música, el cine y el arte que fueron retratados por Newton desde una perspectiva sumamente amena pero conservando ese punto de vista más íntimo tan propio del fotógrafo.

Definitivamente la fotografía es un arte que se transforma en algo sublime cuando está en manos de creadores e innovadores como Helmut Newton quien tuvo el valor de hacernos ver la sexualidad como algo glamuroso y parte de nuestra normalidad.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUí nuestro ESPECIAL DE SEXO. ?Descárgalo GRATIS!
?QUé TEMA TE INTERESA?
精品国产三级在线播放,青青视频精品观看视频,国产亚洲精品俞拍视频