Nuestros sitios
Compartir

Entretenimiento

Bad Bunny no juega a ser Dios

Por: E.R. Pulgar 18 Sep 2020
El trabajo de Bad Bunny es notable por la manera en la cual eleva a temas queer: el video de “Caro”, cuya estrella es la modelo andro?gina Jazmyne Joy rapeando en su lugar, presenta una pasarela de moda dominado por gente LGBTQ+
Bad Bunny no juega a ser Dios

Solidifico? su lugar en el santuario del reggaeto?n subvirtiendo el machismo del ge?nero con un sonido, mensaje, y look inclusivo. Debajo del exterior de Dios trapero, Bad Bunny es un puertorriquen?o de 26 an?os tratando de hacerlo bien.

Es medio día en Miami. Bad Bunny esta? parado sobre una columna en la terraza junto al mar de una mansio?n en Coconut Grove.

Esta? vestido en una toga Versace con disen?o Barocco, cadenas y una corona de laureles dorada. Imperturbable, lo mandan a canalizar una estatua de ma?rmol de Narciso. Las olas del Atla?ntico rompen contra la orilla cercana, las ca?maras se ajustan y “Passionfruit” de Drake suena ruidosamente en el fondo.

Mientras, su equipo y su foto?grafo Stillz se reu?nen e intercambian sugerencias, Bad Bunny mira hacia el cielo con una expresio?n cansada, un Dios menor pregunta?ndole a su creador “?Porque yo?”. Cuando se termina la sesio?n de fotos, Bad Bunny se baja del pedestal. Corre a su estilista con el cen?o fruncido y le dice en Espan?ol “?Me quitas esta corona? Me arde, ?pun?eta!”.

Bad Bunny: Así juega un conejo malvado

Poco despue?s, nos sentamos a hablar. El estoicismo divino que tiene Bad Bunny se ha disuelto completamente, reemplazado con un comportamiento relajado. Sus un?as son otra historia. Adema?s de una camisa desgastada de la WWE y sus cadenas con el logo de Playboy, la su?perestrella del latin trap carga un?as postizas que se puso para la sesio?n de fotos, unas maravillas doradas y negras que en las notas de produccio?n se llamaron “un?as Versace”.

Bad Bunny, nacido Benito Antonio Marti?nez Ocasio, esta? exhausto pero se siente realizado. El di?a antes de nuestra entrevista, saco? su segundo disco YHLQMDLG, un acro?nimo de la frase “Yo Hago Lo Que Me Da La Gana.” Que el disco sea un bombardeo de 20 canciones revela su cara?cter; sus leales seguidores recordara?n su cri?ptico tuit del 24 de Febrero sobre “19 palos” y un gracias, pero para e?l significa mucho ma?s que grabar una coleccio?n grande de mu?sica solo porque puede.

Me insiste, su voz de tono bari?tono tarareando ma?s ca?lida que en la radio, que se trata de hacer lo que le hace a uno sentirse bien. “De eso se trata el disco: de bailar, de disfrutar, ?me entiendes?” dice. “Ahora mismo estoy en una posicio?n donde me siento tan libre. Este es el a?lbum que yo queri?a hacer y lo hice.”

Para YHLQMDLG, el renegado sonoro sintetizo? su visio?n psicode?lica con el mainstream. Adema?s de ser un desenfrenado disco de fiesta, su segundo a?lbum es una cumbre intergeneracional del pasado, presente, y futuro del reggaeto?n. El disco cuenta con un desfile de apoyo notable que abarca desde OG’s como Jowell & Randy y N?engo Flow, hasta la figura de culto Boricua MC Yaviah—persuadido a salir de una larga ausencia para ir palo-a-palo con El Conejo Malo en el excepcional tema “Bichiyal”—asi? como voces nuevas del cantante panamen?o Sech y el rapero Puertorriquen?o Myke Towers.

“El ti?tulo puede sonar arrogante a alguna gente, pero es sobre no dejar las cosas para ma?s tarde, no prestarle atencio?n a la gente que te dice que estas mal”, dice.

Estemos o no en una pandemia global, Bad Bunny salio? el Di?a De La Madre con un disco de recopilaciones llamado Las Que No Iban A Salir. El disco es un collage de mu?sica original hecha en cuarentena y demos ine?ditos de las sesiones para YHLQMDLG. La naturaleza fragmentada del disco muestra los riesgos arti?sticos que e?l esta? tan dispuesto a asumir, sutilmente integrando samples de noticieros de radio con una mezcla de colaboradores que incluyen al reggaetonero Nicky Jam y Gabriela Berlingeri, su novia y disen?adora de joyas quien presta su voz al sencillo principal del disco “En Casita”.

Como artista, Bad Bunny ha cultivado una reputacio?n simulta?nea como una anomali?a del reggaeto?n y un embajador universal del ge?nero. Se destaca a lado de sus compan?eros por su manera de hablar de lo carnal, con letras que gotean con sexualidad desenfrenada sin percibirse excluidor o irrespetuoso. Apoya a las mujeres que quieren bailar solas en la discoteca, y con el mismo fervor critica a los novios que no les “maman el culo” despue?s del perreo intenso.

“Creo que el sexo es un mundo gigante entonces que cada cual sea libre de verlo y hacerlo como quiera y tener infinitas posibilidades”, me dice con una sonrisa sugestiva. “Al final, somos seres humanos entonces tenemos una conexio?n y todo el mundo siente y todo el mundo se enamora, de lo que sea”.

Construyendo sobre las bases puestas por reggaetonerxs Queer—recientemente fallecidos artistas como el trapero puertorriquen?x Kevin Fret y la pionera de dembow dominicanx La Delfi—el ge?nero esta? movie?ndose hacia la inclusividad. Este cambio es evidente con el surgimiento de artistas queer femme como King Jedet y Sailorfag y con el movimiento digital del neoperreo, llevado por reggaetoneras como Tomasa Del Real y Ms Nina, por decir algunas, un reggaeto?n emocional que predica—para usar el titu- lo del primer disco de Ms Nina—”perreando por fuera, llorando por dentro”.

Bad Bunny no es parte de este legado, pero al ser un aliado prominente, como artista latino mainstream en un ge?nero dominado por el machismo heteropatriarcal, establece un precedente para la amplificacio?n de estas voces.

“Existen los que son fana?ticos de Bad Bunny y existen los que son fana?ticos del ge?nero del reggaeto?n”, me dice. “Creo que tengo un gran sector a quie?n educar. Mucha gente no le va a prestar atencio?n a otros que le digan algo, entonces yo si puedo decirles y tratar de ayudar a que crezcan como personas y abran su mente, quiza? puedan tener esa aceptacio?n por todo el mundo.”

Lo han criticado por una percibida adopcio?n de la este?tica queer femme a su estilo, pero su compromiso a una actuacio?n donde el ge?nero es fluido revela una determinacio?n a reforzar la inclusividad. Una manicura brillante sobre las manos de un hombre cis-hetero popular no cambiara? el mundo, pero Bad Bunny no esta apuntando tan alto: el solo quiere asegurar que todxs puedan festejar juntxs y crear una pista de baile donde todxs sean bienvenidos.

“No hay nada peor que este?s en un lugar y que no te sientas parte del grupo”, dice. La un?a postiza con la cual ha estado jugando durante la entrevista finalmente se afloja, y el la tira a un la- do. “Lo u?nico que yo he tratado de hacer, es que todo el mundo se sienta parte de la cultura del reggaeto?n, que sientan que tienen a alguien que los defiende.”

El trabajo de Bad Bunny es notable por la manera en la cual eleva a temas queer: el video de “Caro”, cuya estrella es la modelo andro?gina Jazmyne Joy rapeando en su lugar, presenta una pasarela de moda dominado por gente LGBTQ+, y el video de “Ignorantes” muestra el espectro del amor con escenas tiernas de parejas abrazandose. Se ha hecho conocer por confrontar homofobia y rechazar normas de ge?nero en su di?a a di?a, denunciando un salo?n de un?as por negarle el servicio al ser hombre y llama?ndole la atencio?n al reggaetonero boricua Don Omar por hacer comentarios prejuiciados.

En el sencillo de YHLQMDLG, “La Difi?cil”, confronta el sexismo, buscando la transformacio?n de la tropa de la “chica del video” sexy e unidimensional, contando la historia de una bailarina que es madre soltera. Notablemente, el ciclo de prensa de YHLQMDLG empezo? con un performance en The Tonight Show con Jimmy Fallon donde Bad Bunny rapeo? en una falda y una camisa con la frase “MATARON A ALEXA, NO A UN HOMBRE CON FALDA”, llamando la atencio?n mundial al femicidio de Alexa Negro?n Luciano, una mujer trans puertorriquen?a.

“La industria de la mu?sica y la sociedad en general (trata a las mujeres) como si fueran nada”, afirma. “(Las mujeres) son seres humanos, merecen respeto, merecen el mismo trato de cualquier otra persona”.

Mientras habla sobre “Yo Perreo Sola”, su cancio?n favorita de YHLQMDLG, Bad Bunny empieza a jugar con otra de sus un?as postizas doradas. “La mujer no necesita de nadie para hacer sus cosas, ni para lograr sus metas y superarse sin ningu?n hombre”, agrega. “Solas pueden hacer lo que les de? la gana”.

El video de “Yo Perreo Sola” es la visio?n arti?stica ma?s desarrollada que Bad Bunny ha presentado hasta ahora, presentando al playboy del futuro en drag, perreando en una prenda de la?tex rojo y encadenado por varias mujeres entronadas. Estas escenas esta?n mezcladas con shots de e?l perreando con su alter ego femenino, fanfarroneando a tope un carro en un campo de flores, y un montaje de mujeres—de stallions a sen?oras mayores—perreando solas.

Dicho esto, no hay duda que a Bad Bunny se le debe cre?dito por atraer la atención a temas queer en el ge?nero musical, especialmente como un reggaetonero cis-heterosexual. No hay otro artista mainstream con el perfil asi? de alto en el mundo latinx que sea tan agresivamente sincero sobre apoyar estas causas, pero hay una distincio?n importante entre ser un aliado valioso y llegar al estatus de “i?cono queer” como Ricky Marti?n lo ha entronizado prematuramente.

“Yo hago todo esto y, a veces, ni me doy cuenta de lo que causo’’. “No es hasta que alguien viene y me dice ?cabro?n, gracias, gracias? que me doy cuenta de los impactos”.

 

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUí nuestro ESPECIAL DE SEXO. ?Descárgalo GRATIS!
?QUé TEMA TE INTERESA?
精品国产三级在线播放,青青视频精品观看视频,国产亚洲精品俞拍视频